Deja un comentario

Trastorno Límite de la Personalidad.

Trastorno de inestabilidad emocional de la personalidad

Se trata de un trastorno de la personalidad en el que existe una marcada predisposición a actuar de un modo impulsivo sin tener en cuenta las consecuencias, junto a un ánimo inestable y caprichoso. La capacidad de planificación es mínima y es frecuente que intensos arrebatos de ira conduzcan a actitudes violentas o a manifestaciones explosivas; éstas son fácilmente provocadas al recibir críticas o al ser frustrados en sus actos impulsivos. Se diferencian dos variantes de este trastorno de personalidad que comparten estos aspectos generales de impulsividad y falta de control de sí mismo.

En este caso se trata del trastorno de inestabilidad emocional de tipo límite, el cual presenta las características de inestabilidad emocional mencionadas. Confusión de la imagen de sí mismo, los objetivos y las preferencias internas. Facilidad para verse implicados en relaciones intensas e inestables. Presencia de amenazas suicidas o de actos autoagresivos.

La escuela Americana de Psiquiatría especifica criterios para el diagnóstico del Trastorno Borderline en la Clasificación de los Trastornos Mentales (DSM IV):

Trastorno límite de la personalidad

Se caracteriza por un patrón general de inestabilidad en las relaciones interpersonales, la autoimagen y la afectividad, y una notable impulsividad que comienza al principio de la edad adulta y se dan en diversos contextos, como lo indican cinco o más de los siguientes items:

1- Esfuerzos frenéticos por evitar un abandono real o imaginario.

2- Relaciones interpersonales inestables e intensas, caracterizadas por la alternancia entre los extremos de idealización y devaluación.

3- Alteración de la identidad: autoimagen o sentido de sí mismo acusada y persistentemente inestable.

4- Impulsividad en al menos dos áreas, que es potencialmente dañina para sí mismo: gastos, sexo, abuso de sustancias, conducción temeraria.

5- Comportamientos, intentos o amenazas suicidas recurrentes, o comportamiento de automutilación.

6- Inestabilidad afectiva debida a una notable reactividad del estado de ánimo (episodios de intensa disforia, irritabilidad o ansiedad que suelen durar unas horas y rara vez unos días).

7- Sentimientos crónicos de vacío (depresión).

8- Ira inapropiada e intensa o dificultades para controlar la ira (muestras frecuentes de mal genio, enfado constante, peleas físicas recurrentes).

9- Ideación paranoide transitoria relacionada con el estrés o síntomas disociativos graves.

En el año 1999, Blas Corsaro realizó una investigación con instrumentos estandarizados para pacientes con trastornos de la personalidad borderline o límite a través de un cuestionario autoadministrado. Concluyendo que los pacientes Borderlines argentinos se distinguen de los que tienen diferentes trastornos de la personalidad, las características de los mismos fueron semejantes a las que presenta la literatura internacional y que pudieron realizar el cuestionario casi al mismo tiempo que el grupo control.

Las características que evidenciaron mayor déficit se reflejaron en: inestabilidad afectiva, trastornos de identidad, sentimientos de vacío, relaciones interpersonales intensas, ira inapropiada, impulsividad, evitación del abandono y amenazas suicidas.

Las Defensas en la estructura Borderline:

Represión: hay déficit de la función represiva. La represiva tiene un doble funcionamiento: mantiene a distancia las investiduras de objeto capaces de amenazar la organización del Yo, y por otro lado constituye un revestimiento cuya función es asegurar los límites que procura el Yo, siempre con cierto juego.

Trastorno Histriónico de la Personalidad: Se caracterizan por una emotividad y una búsqueda de atención excesiva como es:

• Incomodidad en situaciones en que no son el centro de la atención.
• Existe un comportamiento seductor y provocador.
• Expresión emocional superficial que cambia rápidamente.
• Utiliza el aspecto físico para llamar la atención.
• Muestra exagerada expresión emocional.
• Es fácilmente influenciable por los demás o por las circunstancias.
• Considera sus relaciones más íntimas de lo que en realidad son.

Ejemplo: paciente masculino de 25 años, que labora como conductor de un programa de televisión, el cual es ingresado al servicio de psiquiatría por un cuadro depresivo, a los 3 días de ingreso presenta una mejoría impresionante y al entrevistarlo solicita ser filmado, lo cual se hace y el adopta poses seductoras, relatando su historia dramáticamente y exagerando en su expresión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: