Deja un comentario

Un estudiante reprodujo el espejo de Arquímedes.

El filósofo y matemático griego Arquímedes, el mismo que se hizo famoso al gritar “Eureka!” murió a manos de un soldado romano durante el sitio de Siracusa, en Sicilia. El historiador Luciano de Samósata escribió, algunos siglos más tarde, que Arquímedes vendió caro su pellejo. Mediante un conjunto de espejos apuntados en un mismo objetivo, alcanzó a incendiar varios barcos romanos a centenares de metros de distancia.

Esa leyenda, conocida como El Rayo Mortal de Arquímedes, ha sido tachada de irreal en más de una ocasión. Primero, porque Luciano de Samósata tenía una mezcla conceptual entre la fantasía y la realidad. En sus crónicas se cita como hecho verídico a Perseo rescatando a Andrómeda a lomos del pegaso asi que no necesariamente hay que darle crédito. Adicionalmente, los experimentos hechos en los últimos años demuestran que es posible provocar un incendio pero sólo si el objetivo se queda quieto por unos 10 minutos, por lo que Mythbusters declaró que era impracticable incendiar un barco en movimiento.

Lo que no sabían en Mythbusters es que un estudiante de 19 años construiría, con materiales caseros,  una réplica en miniatura capaz de derretir el concreto.

La hazaña la realizó Eric Jacqmain, quien se dio el trabajo de pegar 5800 espejos de un 1cm2 en una antena para TV satelital en desuso. Como resultado, los objetos ubicados en su distancia focal se queman, vaporizan o incineran casi instantáneamente.

“Lamentablemente” el R5800 ya no existe. Resultó destruido cuando se incendió la bodega en donde lo tenían y (dicen) es posible que el fuego haya sido iniciado por el mismo aparato, lo cual lo convierte de paso en el primer rayo solar en cometer suicidio.

Con todo lo peligroso que es un juguete como este, sería bastante desalentador perder el fruto de cientos de horas pegando cuidadosamente 5.000 espejos, pero como Eric es un tipo metódico, anuncia que durante el otoño 2011 terminará su nueva versión, compuesta de 32.000 espejos.  Que nadie se asombre si un estudiante termina perforando el tejido de la realidad antes que el LHC.

Link: A modern Archimedes builds a solar death ray (Tech Republic)

PD: no estamos intentando hacer entropia de piromanos, es sólo coincidencia que sea la segunda noticia del día sobre artefactos de alto poder calórico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: