2 comentarios

1.5 Jean Gebser: La estructura mítica de conciencia.

Ayer presenté la estructura mágica de conciencia tal como la resumí de las ideas de Jean Gebser. Continuando con la secuencia me toca hoy presentar y describir la estructura mítica de conciencia. La palabra mito, proviene tanto de la raíz sánscrita mu o mutus (silencio) y mythos, mythonami: hablar (mouth). Esta polaridad etimológica, sostiene una tensión entre el silencio y su opuesto, el propio hablar que, en este caso, representaría la manifestación exterior del discurso asociativo de la mente.

La estructura mítica de conciencia, comienza a manifestarse a partir de las primeras sociedades primitivas, desde la era de piedra hasta las consideradas como la “cuna de la civilización” en Persia, Turquía, Egipto, y los pueblos del mediterráneo, incluyendo a los griegos, las culturas shamánicas americanas y asiáticas. Las características principales de esta estructura de conciencia son:

  • En este estadío, el conocimiento se sintetiza en símbolos. Aparecen las religiones shamánicas y politeístas cuyos sistemas de creencias se basan en la mitología y sus complejidades.
  • La riqueza de los misterios, dioses y símbolos religiosos separan aún más a los seres humanos de su naturaleza original, la que se manifestaba en la estructura arcaica de conciencia.
  • Comienza a experimentarse el tiempo, pero como una abstracción. Gebser utiliza el término “temporicidad” a esa sensación de estar en cierto tiempo. Hay una noción rítmica y circular del tiempo, dada por los tiempos biológicos de la siembra y la cosecha, pero a la vez, se percibe su profundidad oceánica sin dirección, ni orientación. Se manifiesta una sensación de nostalgia, conectada con la percepción del tiempo. Así, los griegos diferencian la percepción del tiempo en el Cronos y el Kairos.
  • Lo femenino es característico de esta estructura de conciencia con manifestaciones sociales como el matriarcado. Hay múltiples evidencias de esta característica, particularmente en muchas expresiones que toman a la mujer como modelo de representación artística. Así mismo, las mujeres cumplían las funciones de oráculos (por ejemplo en Delfos y Dodoma – Grecia – y Cumae en Sicilia) como sibilas, pitias o pitonizas, entrando en trance, mediante el uso de sustancias, y revelar “información” acerca del pasado, presente y futuro.
  • La imaginería establece jerarquías y diferencias entre la “madre naturaleza”, como lo superior y los dioses, como la “interfase” de esta, con lo humano.
  • Así como la etapa mágica es la más emocional, la etapa mítica es la más imaginativa. La sociedad y la naturaleza, comienzan a ser concientemente explorados a través de la imaginería. En lugar de verse a la naturaleza como dotada de magia, sin orientación ni orden, se la intuye animada por seres extraordinarios e intencionales, que poseen tanto características femeninas como masculinas.
  • La religión e imaginería, determinan una interacción entre la memoria y los sentimientos. La sabiduría se institucionaliza a través de predicadores, profetas, brujos y sanadores.
  • Comienzan a entenderse las relaciones entre el amor, el sexo y la reproducción. Los sentimientos y emociones se codifican en forma de dioses, héroes y son representados en los mitos.
  • El hombre ya se reconoce a sí mismo en oposición a lo otro. Aparece entonces una tensión entre la voz interna y el comando social, contribuyendo aún más a la cristalización del ego y la formación definitiva de la personalidad individual.
  • La comunicación es verbal y la voz el sentido dominante. Sin embargo, aparece el lenguaje escrito y con él, las primeras manifestaciones de una cultura discursiva y la comunicación conceptual, puesta de manifiesto en los primeros poetas clásicos. Con la escritura se profundiza la sensación de separación esencial, ya que el discurso escrito contribuye a separar al autor del lector. El proceso de poner por escrito una lengua hablada, es regido por reglas ideadas concientemente y carentes de la espontaneidad inherente en la oralidad.
  • Así como la música es la más pura expresión de la estructura mágica, durante esta etapa, la poesía es la principal representación externa de los estados internos de la mente.

Organización Económica y Social que se correspondería con la estructura mítica de conciencia

La sociedad se empieza a basar en la agricultura y ganadería, la cual demanda una mayor interacción con herramientas tecnológicas (instrumentos de labranzas, arados, sistemas de transporte, acueductos, etc.). Se consolida el uso del lenguaje escrito y surgen las primeras tecnologías de documentación. Al desarrollarse y extenderse el lenguaje escrito, las culturas primitivas logran mayor estabilidad, ya que los intercambios de mensajes no requieren la presencia simultánea de los interlocutores. La comunicación se libera entonces, de las limitaciones del tiempo y espacio y con ello, se crean medios de cambio alternativos al trueque. Aparece así el dinero y, luego, el crédito lo que facilita el surgimiento de los mercados locales, de manera que, surge un nuevo concepto, el de la riqueza y su consiguiente acumulación. Se institucionalizan las comunidades sedentarias en las que se domestican los animales, aparece la esclavitud, la formación de clases sociales, la autoridad central y las leyes.

En las elites, se consolida una alianza entre la religión, ya institucionalizada y el poder material. La economía agraria, facilita el dominio de los recursos materiales orgánicos: la confección de ropa, botes, chozas y ornamentos. Comienzan a manifestarse las diferencias sociales y se extiende la división del trabajo; sin embargo, son las tareas a realizar y no el tiempo cronológico las que determinan los ritmos de actividad. El trabajo se orienta a metas, las que se realizan de acuerdo con las inclinaciones y ritmos individuales; ello no implica que éstas no demanden esfuerzo y rudeza. La dinámica social queda sometida al imperio de los ciclos biológicos naturales, de los períodos de siembra y cosecha. La realización de rituales y fiestas conforman la principal diversión, a la vez que se consolidan reglas sociales implícitas y explícitas, muchas de las cuales comienzan a institucionalizarse. La importancia del conocimiento oficial determinado por la autoridad desfavorece el debate y la curiosidad personal. Si bien se fomenta la sabiduría y las artes, progresivamente se circunscriben a la élite dominante.

Los mecanismos de resolución de conflictos, se basan en la mediación de terceras partes; se empiezan a organizar los ejércitos y estados. Persiste la permisividad en el sexo; la homosexualidad, la poligamia y la androgamia tienden a ser aceptados. Progresivamente, se incrementa la tendencia a la soledad y el aislamiento de los miembros de los clanes en familias nucleares.

Fuente: La Red y el futuro de las organizaciones. Más conectados … ¿Más integrados?

Anuncios

2 comentarios el “1.5 Jean Gebser: La estructura mítica de conciencia.

  1. […] ◊ Entropia de GalaxiasŞ ◊ Un blog que trata de todo, que tiende a la nada y que todo el mundo debiera leer Saltar al contenido InicioDe que va este blog… ← 1.5 Jean Gebser: La estructura mítica de conciencia. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: