Deja un comentario

Adicto a internet ?

Guillermo(35 años) lleva más de diez días durmiendo menos de cuatro horas por culpa de los chats. Amelia (43 años) acaba de consultar un psicólogo por unos preocupantes síntomas de depresión despúes de la desaparición “online” de un contacto con el que había chateado tres horas diarias los últimos dos meses. Joel (19 años) gasta todo lo que gana en un su trabajo de fin de semana jugando a Farmville. Ana (23 años) se pasa dos horas diarias en promedio en horario de trabajo participando en un foro sobre la serie “Perdidos”. Juan Carlos (48 años) chequea su correo y su perfil en linkedin más de cinco veces al día. Martín (52 años) lee periódicos online dos veces al día.-
¿Son adictos a internet? De entrada definir lo que es la adicción a internet puede ser problemático. Básicamente porque internet es un mundo complejo. Hace más de diez años que existen en USA grupos de estudio sobre el cambio de comportamientos en internet y las características de las personas que tienen conductas impulsivas en relación con la red y aún falta razones explicativas concluyentes, más fácil es enfocar el tratamiento, que suele ser rápido y efectivo.-
La pregunta es ¿ cuál es la “substancia” de la adicción a internet?, ¿la cuestión está en el contenido o en el canal?.
Desde fines de lo 90 algunos autores ( Griffiths/1997) señalan la presencia de las llamadas ” adicciones tecnológicas”, que se definen como adicciones no químicas que involucran la relación persona-equipo. Es el espectro de las llamadas “adicciones a pantallas” : TV, juegos de ordenador, etc.. pero en relación a internet, se dá un paso más porque queda claro que el ciberespacio es un espacio psicológico:
Encontramos que la gente nos habla de sensaciones y pensamientos relacionados con su “vida en la red” : se crea un espacio compartido con otro/otros habitado por fantasías, ideas, deseos.
Es importante tomar en cuenta que el hardware y el software determinan algunas conductas, por ej, compartir conversaciones, borrar contactos, adoptar perfiles, etc..todo esto crea un “clima” y determina una experiencia sensorial limitada: básicamente se escribe y no s ehabla, interactuar físicamente es imposible: no habrá besos, abrazos, manos estrechadas, miradas. Un código de emoticones intentará transmitir sentimientos; es un nuevo espacio social.
Tres cuestiones básicas:
La identidad
La flexibilidad
El anonimato
Las social media favorecen el recorte de la personalidad, es posible marcar aspectos de la identidad, asumir identidades imaginarias, crear trajes visuales en el caso de los avatares. El anonimato tiene un efecto desinhibidor que puede ser interesante en personas con rasgos fóbico sociales o ser un canal para la agresión y la patología.
Surgen así muchos temas ligados a estas cuestiones que vamos relacionando a partir de nuestra experiencia en la consulta:
¿Las relaciones de internet son reales?
¿Favorece internet la instalación de patologías?
¿Es el agujero negro (la falta de respuesta, los programas que se caen, el fallo del programa) un espacio para proyectar inseguridades y ansiedades?
¿Se pueden prevenir los comportamientos adictivos?
¿Qué es “normal” y que no en el ciberespacio?
Siguiendo a Greenfield (1999) creemos que el tema de la velocidad y la accesibilidad es la línea que permite entender la tendencia a googlear permanentemente, una versión “ciber” de la tradicional pulsión de conocimiento (“Wissentrieb”),( “el ratón de biblioteca de toda la vida”).
Desde mi punto de vista las adicciones a la red pueden explicarse por los mismos mecanismos que otras adicciones y solo toca añadir una visión con lupa de estas características que hemos comentado para ponerle cara y ojos al problema y diseñar estrategias de uso saludable de la herramienta internet.
Por último:
Si quieres saber si eres adicto a internet contesta estas preguntas:
1) ¿Te sientes preocupado por internet ( pensamientos acerca de la última conexión o anticipas la próxima)?
2)¿Sientes necesidad de incrementar la cantidad de tiempo de uso de internet?
3) ¿Has hecho esfuerzos infructuoso para controlar, reducir o detener el uso de internet?
4) ¿Te has sentido inquieto, malhumorado, deprimido o irritable cuando has intentado reducir o detener el uso de internet?
5) ¿Te quedas más tiempo conectado de lo que habías previsto?
6) Has perdido o puesto en peligro alguna relación significativa, trabajo, oportunidad educativa o profesional debido a internet?
7) ¿Has mentido a tu familia, terapeuta u otros para ocultar tu grado de implicación con internet?
¿ Usas internet como medio de evadirte de los problemas o aliviar un estado de ánimo disfórico?
(Young.1996) De acuerdo con estos criterios, se considera adicto si responde afirmativamente a 5 o + de los ítems anteriores y los síntomas no pueden ser explicados por un episodio maníaco.-
By raquel ferrari
Bibliografía:
Griffiths, M.D. (1997) : Internet addiction disorder: An examination of the facts http://www.mentalhelp.net
Madrid Lopez (2000) La adicción a internet. http://www.psicologia-online.com/colaboradores/nacho/ainternet.htm

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: