Deja un comentario

Psicópatas: De cerebros, psicopatías y neurotransmisores de recompensa.

Un reciente estudio realizado por la Universidad de Vanderbilt (EE.UU.) parece haber descubierto nuevas claves sobre el mecanismo que rige parte de los actos cometidos por los psicópatas. Según la investigación, cuyos resultados han sido publicados en el número de marzo de la revista Nature Neuroscience, los cerebros de los psicópatas parecen estar “conectados” para seguir buscando una recompensa a cualquier coste, lo que abre nuevas vías para comprender los mecanismos que dirigen el comportamiento de estos individuos.

“Los psicópatas son vistos a menudo como criminales de sangre fría que hacen lo que desean sin pensar en las consecuencias”, explica Joshua Buckholtz, estudiante del Departamento de Psicología de la universidad y autor principal de la investigación. “Hemos descubierto que un sistema de recompensa de dopamina hiperreactivo podría ser la causa de algunos de los comportamientos más problemáticos asociados con la psicopatía, como los crímenes violentos y el abuso de drogas”.

Hasta ahora, las investigaciones realizadas sobre estas personas habían hecho mayor hincapié en la ausencia de temor al castiglo o la falta de miedo o empatía, pero el nuevo estudio se centra en lo contrario, en aquello que estos individuos tienen en abundancia: impulsividad, comportamientos arriesgados y una gran atracción por la recompensa. Los resultados obtenidos durante los experimentos, en los que se han empleado tomografías de emisión de positrones y otras técnicas de control de los procesos cerebrales para examinar la liberación de dopamina, han revelado que estos individuos tienen una fuerte necesidad de recompensa, lo que supera cualquier sentido del riesgo o temor al castigo.

“Nuestra hipótesis es que los comportamientos psicopáticos están vinculados con una disfunción en el ‘circuito’ de recompensa de la dopamina”, explica Buckholtz. “En este sentido, hemos descubierto que la gente con altos niveles de comportamientos psicopáticos libera cuatro veces más de dopamina como respuesta a la administración de anfetaminas. Podría ser que debido a esta respuesta exagerada de dopamina, una vez que se centran en la posibilidad de obtener una recompensa, los psicópatas son incapaces de alterar su atención en nada más hasta que la consiguen”, añadió el investigador.

Fuente: Psycopaths’ brains wired to seek rewards, no matter the consequences (Science Daily)


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: