Deja un comentario

El simbolismo ocultista en las obras de Jean Delville

Hoy comenzare con una serie de reseñas hacia artistas ligados con simbolismos ocultos, metafísicos, alquímicos, teosóficos y herméticos.

comenzaremos por: el belga Jean Delville (1867–1953), quien podría servir de ejemplo perfecto para introducir la cuestión.

Delville estuvo muy influido por “Sâr” Péladan, y llegó a exponer en sus salones. Pero, además, Delville era un ferviente seguidor de la Cábala, la magia, el hermetismo y, más tarde, de la teosofía (en la última década del siglo XIX pasó a formar parte de la Sociedad Teosófica, de la que llegó a ser secretario en Bélgica) y de Krishnamurti. Por si fuera poco, el pintor belga estaba convencido de la existencia de la telepatía, de la reencarnación y de “un fluido divino”. Como vemos, y tal y como explica Michael Gibson en su recomendable libro El Simbolismo (Ed. Taschen. Colonia, 2006), “Delville (…) estaba impregnado del espíritu del ocultismo”. Su interés por estas doctrinas le llevó, incluso, a escribir un ensayo, titulado Dialogue entre nous… (Diálogo entre nosotros. Argumentación cabalística, ocultista, idealista), donde desarrolla sus ideas sobre dichos temas.

satanbaja.jpg

Los tesoros de Satán (1895).

Evidentemente, todas estas creencias tan peculiares se dejaron sentir en su creación artística. Buenos ejemplos de estas ideas son las pinturas El amor de las almas (1900), una fusión del hombre y la mujer como símbolo del andrógino, así como Los tesoros de Satán (1895), en la que el Maligno toma posesión de numerosos cuerpos desnudos al danzar sobre ellos. Igualmente sugerentes son Parsifal (1890), El ídolo de la perversidad (1891) o Retrato de Mrs. Stuart Merrill (1892).

merrill.jpg

almas.jpg

Todas estas obras son, además de muy bellas, profundamente misteriosas e inquietantes. Constituyen un reflejo de la estética simbolista pero, sobre todo, son deudoras de unas ideas y convicciones esotéricas que el pintor belga supo plasmar en sus lienzos.

Al igual que otros muchos artistas, Jean Delville no vivió lo suficiente para ver reconocido su trabajo. Aunque sigue sin ser un pintor muy conocido por el gran público, hoy sus pinturas se exponen en museos como el de Orsay (París) o el Museo de Bellas Artes de Bruselas. Sirva esta entrada como modesto homenaje. Espero que su obra os guste tanto como a mí.

Publicado originalmente por Ars Secreta. Os dejo un enlace en el que ver algunas de sus obras. Pinchad aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: